Artículo

Se llama Nerea Polo, tiene 20 años, es estudiante de segundo curso del Grado en Lenguas Modernas y Traducción en Guadalajara y ya tiene en los escaparates virtuales y de las librerías su primera novela: ‘La favorita del Reich’.

En esta entrevista, la estudiante de la UAH, que comenzó leyendo ‘Harry Potter’ y se confiesa admiradora de escritores tan heterogéneos como George Orwell, Kent Follet o Virginia Woolf, relata cómo es su proceso de creación y por qué le apasiona escribir.

-Cuéntanos cómo surge esta novela, ‘La favorita del Reach’

-Es una novela que empecé a escribir en primer curso de Bachillerato. Creo que la idea me surgió después de ver una película y empecé a escribir, a darle forma. La novela se ha tenido que dividir en dos partes porque era muy extensa, y aborda la historia de dos mujeres, una de la época nazi y otra de finales del siglo XX, ambas muy influenciadas por el régimen de Hitler. Acabé de escribirla en el verano de segundo de Bachillerato y cuando la terminé busqué en Internet un listado de editoriales y envié solicitudes a las que consideré que se adaptaban más a mi novela… Y tuve la suerte de que una editorial pequeña, Hades, se decidiera a publicarla.

-¿Siempre has escrito? ¿qué se requiere a la hora de escribir?

-Sí, he escrito desde siempre, aunque he tenido mucho pudor a la hora de mostrar lo que escribo. Yo pienso que no hay fórmulas válidas para todos los escritores. Los hay más disciplinados y los hay más caóticos. En mi caso, yo no soy muy disciplinada, pero sí que necesito disponer cada día del espacio para escribir. En esta primera novela también me he tenido que documentar bastante para contextualizar los acontecimientos y eso requiere trabajo y dedicación…Aún así, soy consciente de que algún historiador puede ver fallos en mi narración, pero yo he tratado de ser lo más rigurosa posible con la historia que cuento y eso requiere tiempo y esfuerzo.

-La investigación es un buen ejercicio para cualquier estudiante…
-Creo que sí, que ese ejercicio previo que hice con la novela me está sirviendo a la hora de hacer trabajos en la Universidad…

-¿Y qué te dicen tus compañeros de clase cuando descubren que eres novelista?

-Es cierto que causa cierta sorpresa porque mucha gente escribe, pero es muy difícil que las editoriales decidan publicar tus obras y yo he tenido esa suerte.

-¿Qué estás haciendo ahora?
-Tengo varios proyectos a la vez: por un lado, estoy escribiendo una novela de fantasía, que empezó como un proyecto de mitología nórdica y no sé cómo evolucionará. También estoy con un proyecto sobre Irlanda que surgió en la asignatura de Culturas y, además, tengo un grupo de poesía feminista con otras escritoras.

-En un tiempo en el que cada vez se leen menos libros y lo que se lee tiene que estar concentrado en pocos caracteres, ¿por qué recomendarías leer?
-Más allá de intensidades, yo recomendaría leer porque el mensaje de un libro es importante, aunque también se debe leer por entretenimiento, porque si algo está bien escrito y es capaz de llevarte a otros mundos, no hay nada mejor, ni más enriquecedor.

-Hay una generación de escritores jóvenes que está conectando tanto con lectores jóvenes como con otros que no lo son tanto ¿A qué crees que se debe?

-Hemos crecido con las redes sociales, estamos en permanente contacto con lo que ocurre a nuestro alrededor y a miles de kilómetros de nuestra casa en la misma medida, y creo que eso nos da una visión del mundo diferente que atrae a los lectores.

-¿Cómo animarías a la gente que le gusta escribir a que no cejen en el empeño?

-Creo que si a uno le gusta hacer algo, tiene que hacerlo, sin temor a los resultados y sin temor a las críticas de los demás. En el caso de la escritura, además, yo recomendaría que leyeran, que leyeran mucho para aprender también nuevas técnicas y estilos.