La Universidad de Alcalá es una entidad beneficiaria del mecenazgo. Todos sus fines tienen la consideración de fines de interés general, en atención a la relevancia y utilidad pública de sus actuaciones en el campo de la formación, la investigación y la promoción de la cultura.

Por ello, las donaciones a favor de la Universidad para contribuir a la realización de sus fines propios otorgan al donante el derecho a obtener los BENEFICIOS FISCALES en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o en el Impuesto sobre Sociedades que prevé la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo.

La Universidad de Alcalá cuenta con un plan de mecenazgo que se articula en torno a TRES programas de mecenazgo:

Investigación e Innovación
Formación

Junto a estos programas de mecenazgo, la Universidad de Alcalá cuenta con CUATRO líneas prioritarias de mecenazgo, que responden a los VALORES esenciales de la Universidad y a su relevante significación histórica, plasmada en su reconocimiento por la UNESCO como Universidad Patrimonio de la Humanidad. En el marco de estas cuatro líneas prioritarias encajan acciones de investigación e innovación, formación y fomento de la cultura. La Universidad otorga un reconocimiento especial a los mecenas que colaboran en el desarrollo y puesta en marcha de programas relativos a estas líneas prioritarias.