LA UAH ES UNA UNIVERSIDAD PÚBLICA QUE REALIZA ACTIVIDADES DE INTERÉS GENERAL

 

La Universidad de Alcalá es una Universidad Pública cuyos fines son de utilidad pública o interés general. De acuerdo con el artículo 5 de sus Estatutos, sus fines son los siguientes:

docencia en aula con estudiantes

  • La impartición de docencia superior, así como la consecución de una formación integral de sus miembros.
  • La creación, desarrollo, transmisión y crítica de la ciencia y la cultura.
  • La preparación para el ejercicio de actividades profesionales que exijan la aplicación de conocimientos y métodos científicos, así como para la creación artística.
  • La difusión, valoración y transferencia del conocimiento al servicio de la cultura, de la calidad de vida y del desarrollo social y económico.
  • La difusión del conocimiento y la cultura a través de la extensión universitaria y la formación continua para el desarrollo personal y profesional.

 

  • Investigador en laboratorio UAHLa proyección internacional de la cultura española, para lo cual fomentará la colaboración a través del intercambio científico, técnico y cultural con instituciones y entidades nacionales y extranjeras, empleando como principios de actuación todos los que se encaminen a la consecución de la paz y la cooperación solidaria.
  • El fomento de las actividades físico-deportivas, a través de la extensión universitaria, como un factor esencial para la salud, el aumento de la calidad de vida y el desarrollo integral de la persona.
  • La contribución efectiva al sistema educativo.
  • La promoción del desarrollo tecnológico, la transferencia de tecnología y la innovación como aplicación de los resultados de la investigación universitaria.

LA UAH ES UNA UNIVERSIDAD PÚBLICA CON UN IMPORTANTE COMPROMISO SOCIAL

La UAH se encuentra entre las 600 mejores universidades del mundo, según el QS World University Ranking, es la 2ª universidad española y la 26ª del mundo en sostenibilidad medioambiental según el GreenMetric World University Ranking y es la universidad con más nivel de transparencia de España, según la Fundación Compromiso y Transparencia.

Estudiantes de diversas nacionalidadesLo primero, nuestros estudiantes

La prioridad de nuestra institución son los estudiantes. Para ello apostamos por una docencia cercana y de calidad, que fomenta el desarrollo de actitudes críticas y el aprendizaje de las técnicas más avanzadas en cada uno de los campos del conocimiento. Creemos que el diálogo y la interacción entre todos los miembros de la comunidad universitaria constituyen principios esenciales para asegurar el progreso y la mejora de la institución y de la sociedad en general.

Universidad abierta al mundo

La Universidad de Alcalá es, desde sus orígenes, una universidad internacional, que promueve la captación y atracción de talento, y que pretende contribuir al desarrollo de un mundo global, al servicio de los ciudadanos. De hecho, es en este momento la universidad española que más estudiantes extranjeros atrae, según el ranking Grup Survey.

Excelencia en la docencia y la investigación

El cumplimiento de nuestros fines como institución pública de enseñanza superior requiere que contribuyamos al progreso de la sociedad. Para ello, la Universidad desarrolla una intensa actividad investigadora y fomenta la transferencia de conocimiento, el emprendimiento y la innovación. Nuestra investigación pretende situarse a la vanguardia del conocimiento, explorando nuevas vías que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. De igual modo, nuestra docencia se basa en los más altos estándares de calidad, mediante el desarrollo de metodologías innovadoras y la participación activa de los estudiantes en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Estudiante utilizando ordenador con productos de apoyoIgualdad de oportunidades

Nuestra actividad diaria se guía por el deseo de contribuir a una sociedad más justa, basada en la igualdad de oportunidades, el mérito y la capacidad. Por ello, promovemos el acceso al conocimiento de todas las personas que están capacitadas para ello, con independencia de sus circunstancias personales, y apoyamos todas aquellas iniciativas que favorecen la transparencia y la responsabilidad social de la Universidad.

Comprometidos con la sociedad

Estamos comprometidos con el progreso de la sociedad, la igualdad de oportunidades y la sostenibilidad. Como institución pública de enseñanza superior, abogamos por la defensa de los derechos humanos, la libertad de pensamiento y conciencia y la defensa y protección del medio ambiente. Pretendemos gestionar nuestros recursos con eficiencia y transparencia, rindiendo cuentas de nuestra actividad ante la sociedad a la que servimos.

LA UAH Y SU FUNDACIÓN GENERAL SON ENTIDADES BENEFICIARIAS DEL MECENAZGO

El artículo 80.4 de la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades dispone que las actividades de mecenazgo en favor de las Universidades públicas gozarán de los beneficios que se establecen en la normativa reguladora del mecenazgo.

El mecenazgo se encuentra actualmente regulado, a nivel estatal, por la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de Incentivos Fiscales al Mecenazgo, cuyo artículo 16 ofrece una relación de las entidades beneficiarias de mecenazgo.

Conforme a dicho precepto, los incentivos fiscales previstos en la Ley 49/2002 serán aplicables a los donativos, donaciones y aportaciones que, cumpliendo los requisitos establecidos en dicha Ley se hagan en favor de las Universidades públicas y los colegios mayores adscritos a las mismas.

Asimismo, se aplican esos incentivos fiscales a las colaboraciones con Fundaciones que reúnan los requisitos establecidos en la mencionada Ley 49/2002. La Fundación General de la Universidad de Alcalá (FGUA), creada por la UAH en 1989, es una entidad benéfico-docente de interés general, sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar, a la que se aplican los beneficios fiscales que establece la Ley de Mecenazgo. La FGUA es una entidad que se crea con la finalidad de colaborar con la Universidad de Alcalá en el cumplimiento de sus fines mediante la promoción y difusión de la educación, la ciencia y la cultura, constituyendo éste fin su objetivo primordial junto con el fomento de la investigación y la cooperación internacional.

Asimismo, la UAH tiene la singularidad de haber sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por tal motivo, la colaboración en la conservación, protección y restauración de su patrimonio histórico-artístico cuenta también con importantes incentivos fiscales adicionales.

DEDUCCIONES FISCALES POR APORTACIONES DE MECENAZGO

Las deducciones por la colaboración con entidades beneficiarias del mecenazgo se regulan con carácter general en los artículos 19, 20 y 21 de la Ley 49/2002.

IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS

En el primero de ellos se establece que los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra el resultado de aplicar a la base de la deducción correspondiente al conjunto de donativos, donaciones y aportaciones con derecho a deducción, determinada según lo dispuesto en el artículo 18 de esta Ley, la siguiente escala:

Base de deducción
Importe hasta
Porcentaje de deducción
150 euros 75
Resto de la deducción 30

Si en los dos períodos impositivos inmediatos anteriores se hubieran realizado donativos, donaciones o aportaciones con derecho a deducción en favor de una misma entidad por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior, el porcentaje de deducción aplicable a la base de la deducción en favor de esa misma entidad que exceda de 150 euros, será el 35 por ciento.

Durante el período impositivo 2015 el porcentaje de deducción para bases de deducción de hasta 150 euros a que se refiere el apartado 1 del artículo 19 de esta Ley, será del 50 por ciento, y el aplicable al resto de la base de la deducción, el 27,5 por ciento. Cuando resulte de aplicación lo dispuesto en el último párrafo de dicho apartado, el porcentaje de deducción a aplicar será el 32,5 por ciento.

En cuanto a las deducciones por aportaciones a bienes culturales, el artículo 68.5 de la Ley 35/2006, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, dispone que los contribuyentes tendrán derecho a una deducción en la cuota del 15 por ciento del importe de las inversiones o gastos que realicen para:

  1. La adquisición de bienes del Patrimonio Histórico Español, realizada fuera del territorio español para su introducción dentro de dicho territorio, siempre que los bienes sean declarados bienes de interés cultural o incluidos en el Inventario general de bienes muebles en el plazo de un año desde su introducción y permanezcan en territorio español y dentro del patrimonio del titular durante al menos cuatro años. La base de esta deducción será la valoración efectuada por la Junta de calificación, valoración y exportación de bienes del patrimonio histórico español.
  2. La conservación, reparación, restauración, difusión y exposición de los bienes de su propiedad que estén declarados de interés cultural conforme a la normativa del patrimonio histórico del Estado y de las comunidades autónomas, siempre y cuando se cumplan las exigencias establecidas en dicha normativa, en particular respecto de los deberes de visita y exposición pública de dichos bienes;
  3. La rehabilitación de edificios, el mantenimiento y reparación de sus tejados y fachadas, así como la mejora de infraestructuras de su propiedad situados en el entorno que sea objeto de protección de las ciudades españolas o de los conjuntos arquitectónicos, arqueológicos, naturales o paisajísticos y de los bienes declarados Patrimonio Mundial por la Unesco situados en España.

Respecto a ambas deducciones, el artículo 69.1 de la Ley 35/2006 prescribe que la base de las deducciones a que se refieren los apartados 3 y 5 del artículo 68 de esta Ley, no podrá exceder para cada una de ellas del 10 por ciento de la base liquidable del contribuyente. Asimismo, el apartado 2 de este precepto precisa que los límites de la deducción a que se refiere el apartado 2 del artículo 68 de esta Ley serán los que establezca la normativa del Impuesto sobre Sociedades para los incentivos y estímulos a la inversión empresarial. Dichos límites se aplicarán sobre la cuota que resulte de minorar la suma de las cuotas íntegras, estatal y autonómica, en el importe total de la deducción por actuaciones para la protección y difusión del Patrimonio Histórico Español y de las ciudades, conjuntos y bienes declarados Patrimonio Mundial, prevista en el artículo 68.5 de esta Ley.

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES

El artículo 20 de la Ley 49/2002, relativo a la deducción de la cuota del Impuesto sobre Sociedades, indica que los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones previstas en la legislación del Impuesto sobre Sociedades, el 35 por 100 de la base de la deducción determinada según lo dispuesto en el artículo 18 de la propia Ley. Si en los dos períodos impositivos inmediatos anteriores se hubieran realizado donativos, donaciones o aportaciones con derecho a deducción en favor de una misma entidad por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del período impositivo anterior, el porcentaje de deducción aplicable a la base de la deducción en favor de esa misma entidad será el 40 por ciento. En los períodos impositivos que se inicien en el año 2015, el porcentaje de deducción a que se refiere el segundo párrafo del apartado 1 del artículo 20 de esta Ley, será del 37,5 por ciento.

Junto a estas deducciones de mecenazgo, están las deducciones por actuaciones para la protección y difusión del Patrimonio Histórico Español y de las ciudades, conjuntos y bienes declarados Patrimonio Mundial, así como las deducciones actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica (Disposición adicional segunda de la Ley 49/2002 y artículo 35 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades).

Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas podrán aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos. La misma opción se aplica a los supuestos en que la base de la deducción exceda del límite del 10 por 100 de la base imponible del período impositivo.

 CONVENIOS DE COLABORACIÓN EMPRESARIAL EN ACTIVIDADES DE INTERÉS GENERAL

En el caso de los convenios de colaboración empresarial, las cantidades satisfechas o los gastos realizados tendrán la consideración de gastos deducibles para determinar la base imponible del Impuesto sobre Sociedades de la entidad colaboradora o del Impuesto sobre la Renta de no Residentes de los contribuyentes que operen en territorio español mediante establecimiento permanente, o el rendimiento neto de la actividad económica de los contribuyentes acogidos al régimen de estimación directa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. El régimen fiscal aplicable a las cantidades satisfechas en cumplimiento de estos convenios será incompatible con los demás beneficios fiscales previstos en la Ley.

El artículo 25 de la Ley 49/2002 precisa que “la difusión de la participación del colaborador en el marco de los convenios de colaboración definidos en este artículo no constituye una prestación de servicios”. En relación con esta cuestión la Resolución de 9 de marzo de 1999 de la Dirección General de Tributos (BOE del 23), relativa a la aplicación del Impuesto sobre el Valor Añadido en relación con los convenios de colaboración en actividades de interés general regulados por la Ley 30/1994, de 24 de noviembre, de Fundaciones y de Incentivos Fiscales a la Participación Privada en Actividades de Interés General, ha precisado que el compromiso de difundir la participación del colaborador no constituye una prestación de servicios a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido. Además, la ayuda económica aportada por el colaborador a la entidad sin fines lucrativos, no tiene la consideración de contraprestación de ninguna operación sujeta a dicho tributo.

 ACTIVIDADES PRIORITARIAS DE MECENAZGO

De acuerdo con lo previsto en el artículo 22 de la Ley 49/2002, relativo a las actividades prioritarias de mecenazgo, la ley de presupuestos generales del Estado podrá elevar en cinco puntos porcentuales, como máximo, los porcentajes y límites de estas deducciones.