Artículo

Nueve estudiantes de la UAH matriculados en la asignatura de Prácticas Tuteladas, Carlos Vázquez García, Hamza el Kholti, Antonio Moreno García, Miriam Puertas, Antonio Borja Martín, Olvido Pérez, Gustavo Antonio Montero, Yésica Rodrigo y Daniel Galán, son los ganadores del concurso internacional de póster científicos promovido en el Congreso Europeo de Farmacia, Infarma, al que concurrían 130 trabajos.

La UAH ha sonado con fuerza este año en el Congreso Europeo de Farmacia, Infarma 2016. Los nueve estudiantes de Farmacia de la UAH han logrado el primer premio con el trabajo ‘Uso y abuso de los inhibidores de la bomba de protones (Omeprazol)’. El segundo premio ha recaído en otro trabajo, ‘Vacunación antigripal en pacientes externos de riesgo. Impacto de la intervención farmacéutica’, defendido por otro estudiante de Farmacia de la UAH, Vitaly Lutsenko.

El Omeprazol es una clase de medicamento de los denominados inhibidores de la bomba de protones, fue el genérico más consumido en España en 2013, con un 7,74% del total de preinscripciones, según el informe anual del Ministerio de Sanidad, y se usa en nuestro país, y así lo establecen los protocolos de la práctica clínica, como protector gastrointestinal en pacientes polimedicados (que ingieren más de 3 pastillas al día).

El trabajo se ha desarrollado con dos criterios: uno basado en los pacientes que han solicitado el omeprazol sin receta médica y otro está basado en pacientes que acuden con receta, por ser pacientes polimedicados. Los resultados dejan en evidencia que el 38% de estos pacientes no tendrían necesidad de tomar este protector estomacal porque sus tratamientos farmacológicos no son gastrolesivos y, por lo tanto, hay una sobreprescripción.

Además, el 25% de los pacientes a los que se receta este medicamento admiten consumo de alcohol, otro 21% consumo de tabaco y otro 65% consumo de café, por lo que el medicamento no resulta efectivo por completo, a pesar de su ingesta.

El 86% de los pacientes que acuden a las oficinas de farmacia para solicitar omeprazol lo hacen con receta médica (fundamentalmente polimedicados) pero el 14% de los usuarios solicitan el medicamento sin receta.

Según el portavoz de los estudiantes que han realizado el estudio, Carlos Vázquez, la demanda de este fármaco sin la previa prescripción médica está relacionada directamente con hábitos poco saludables como el abuso del alcohol, el abuso del café o el abuso de la alimentación. ‘Los usos puntuales se llevan a cabo por gente que lo toma antes de una comilona, para prevenir los efectos de una resaca, porque comen habitualmente fuera de casa, por una molestia puntual del estómago… Pero tenemos que decir que hay una gran desinformación al respecto, ya que el omeprazol no tiene un efecto inmediato, su uso es fundamentalmente preventivo, la efectividad máxima se logra a las 2 semanas de tratamiento y de forma puntual no tiene ninguna utilidad ’.

El estudio de campo se ha llevado a cabo durante un mes realizando encuestas en 9 oficinas de farmacias dispersas por toda la Comunidad de Madrid. El perfil medio de los encuestados es el de un hombre o mujer entre 30 y 50 años, en el caso de los usuarios que piden el fármaco sin receta, y personas mayores, con patologías múltiples, en el caso de las personas que acuden con receta.