Artículo

Se llama Gala Lucía Ramón, tiene 25 años, es malagueña y es la única graduada en la UAH que ha recibido una beca de La Caixapara realizar estudios de posgrado en biología molecular y bioquímica en la Universidad de Heatfordshire, en el Reino Unido.

galabecadenGala pertenece a la tercera promoción de Biología Sanitaria, un grado pionero en la universidad española que combina el ámbito sanitario con la investigación. Reconoce que ‘desde el principio supo que había elegido la carrera correcta’ y ahora sabe que el camino que ha elegido, y que será más liviano gracias a la beca, también le deparará grandes satisfacciones.

 

-Estudiaste Biología Sanitaria en la UAH, ¿cómo fue tu experiencia?
-Estudié en la tercera promoción de Biología Sanitaria (2011-15). Para mí fue un gran cambio empezar en la Universidad de Alcalá viniendo de un pueblo de Málaga. Supongo que cualquier otro estudiante que hubiera estudiado en un instituto no muy grande también notaría el cambio de ambiente y trato con los profesores. Sin embargo, he de decir que nunca tuve problema cuando necesité contactar o recibir ayuda de un profesor en la UAH. Las asignaturas de la carrera estuvieron bien enfocadas y nos dieron un amplio conocimiento de la sanidad. Siempre incluyeron un enfoque en investigación, tanto fundamental como aplicada, y siempre nos mostraron y promovieron en nosotros el pensamiento crítico, lo que es fundamental para ser un buen científico.
En tercero de carrera obtuve una beca de Introducción a la Investigación, lo que me permitió la primera toma de contacto y participación en un proyecto de investigación. Disfruté de 6 meses siendo becaria bajo la supervisión de Yolanda Loarce y agradecí su enorme paciencia para enseñarme cuantas técnicas pudo en el laboratorio de Biología Celular y Genética. Esta experiencia realmente reforzó mi pensamiento en perseguir una carrera en investigación. Siempre voy a estar agradecida por la confianza que Yolanda puso en mí y por su apoyo, incluso años después de la beca.

-Cuéntanos qué estás haciendo en la Universidad de Hertfordshire, por qué elegiste esa Universidad?
-Vine por primera vez a la Universidad de Hertfordshire (UH) en septiembre de 2014 con el programa Erasmus+. Aquí hice mi último año de carrera, el TFG y las prácticas. Al finalizar estuve empleada como asistente de laboratorio unos meses, hasta que pude obtener financiación del departamento para empezar los estudios de doctorado. Decidí quedarme en UH porque quise continuar el proyecto que había empezado con el TFG y porque confiaba en la sabiduría y la experiencia de mi tutor, Colin Malcolm, para supervisar mi tesis. Ahora estoy cerca de terminar mi segundo año de doctorado en el estudio de un ‘transposón’ (un elemento genético móvil) encontrado en el genoma del mosquito vector de la malaria, Anopheles stephensi. Este ‘transposón’ ha desarrollado la habilidad única de insertarse en lugares específicos del genoma. Lo que estoy tratando de descubrir es el mecanismo que el ‘transposón’ utiliza para dirigirse hacia el punto en el genoma donde se insertará.

-¿Cuáles son tus centros de interés en el ámbito de la investigación?
-Cuando termine mi doctorado me gustaría continuar con investigación en biología molecular. Me apasiona la genética. Sobre todo el estudiar cómo la expresión del ADN responde a diferentes señales en la célula. Disfruto aprendiendo los mecanismos que han evolucionado a nivel molecular para transmitir señales que modifican y regulan la expresión de genes. A raíz de mi doctorado también me está despertando gran curiosidad la evolución de los genomas, la variabilidad genética y la aparición de nuevas especies.

-Imaginamos que estás muy contenta con la beca, ¿por qué decidiste optar y qué crees que ha sido decisivo a la hora de que te la hayan otorgado?
-Las becas de posgrado de La Caixa son generosas y atractivas, aunque también bastante competitivas. Van dirigidas a estudiantes españoles que quieran cursar estudios de posgrado y evalúan el perfil del estudiante, sin importar dónde se hará el posgrado. Incluso no es necesario haber sido aceptado en un programa antes de solicitar la beca, aunque sí es ventajoso tener claro hacia dónde queremos orientar nuestra carrera profesional. Por supuesto, miran las notas de la carrera y el nivel de un segundo idioma, pero lo más importante es el espíritu de motivación y pasión por lo que hacemos, además de las cartas de referencia de tutores y expertos que apoyen nuestra candidatura.

-¿Cuáles son tus sueños, hacia dónde vas a dirigir tu camino?
-Estoy segura de que seguiré mi camino por la investigación en biología molecular. Aunque todavía no tengo un destino fijo donde quiero estar dentro de 20 años. Me introduje en investigación con la ilusión de poder descubrir y responder incógnitas de la biología humana. Conocer el funcionamiento de nuestra naturaleza no es solo interesante, sino que cada pequeño descubrimiento va a ser beneficioso de alguna manera para la mejora del bienestar de alguien en el planeta, bien sea dentro de 1 o 50 años, aquí o en otro continente. Esta sigue siendo hoy en día mi motivación.
Me gustaría llegar a ser jefe de un grupo de investigación y ver cómo mis propias ideas e hipótesis se desarrollan. Pero en el camino también me gustaría adquirir experiencias en varios centros y grupos de investigación y en diferentes países, si es posible. Formarme con un gran número de científicos expertos me dará una más amplia visión sobre el avance de la investigación y podré aprender lo mejor de cada uno.