Artículo

El equipo DRIVERTIVE de la Universidad de Alcalá acaba de recibir el Premio Especial al Mejor Equipo Totalmente Automatizado en la Competición Internacional de Vehículos Autónomos Cooperativos, celebrada en Helmond (Holanda).

Drivertive ha conseguido este reconocimiento ‘por la calidad de sus sistemas de control y comunicaciones’ en un evento en el que el equipo de la UAH era el único representante español y competía con 10 equipos finalistas procedentes de todo el mundo.

En esta competición, que ha celebrado su segunda edición, los vehículos sin conductor deben realizar una serie de maniobras automáticas y coordinadas, empleando para ello un sistema de comunicaciones que les permite cooperar con el resto de vehículos. En esta ocasión, solo diez equipos se clasificaron para la fase final, entre ellos el equipo DRIVERTIVE de la UAH. El jurado destacó que el coche autónomo de la Universidad de Alcalá ‘efectuó las diversas maniobras automáticas de forma suave, segura y totalmente respetuosa con el resto de vehículos participantes’.

El equipo DRIVERTIVE toma su nombre de la expresión ‘DRIVERless cooperaTIVE vehicle (Vehículo Autónomo Cooperativo)’ y está formado por Ignacio Parra Alonso, Rubén Izquierdo Gonzalo, Álvaro García Morcillo, Javier Alonso Ruiz, Carlos Fernández López, Raúl Quintero Mínguez, David Fernández Llorca y Miguel Ángel Sotelo, todos ellos profesores e investigadores del Departamento de Automática de la UAH.

Durante la competición se realizaron dos pruebas puntuables y una prueba de exhibición. En la primera de las pruebas puntuables, los vehículos debían cooperar con el resto de equipos de forma autónoma con el objetivo de realizar maniobras automáticas de conducción en autopista, formando de inicio dos pelotones compactos en los que cada vehículo debe mantener una determinada distancia de seguridad con respecto al vehículo que le precede, para terminar mezclándose entre ellos de manera coordinada hasta formar un único pelotón.

La segunda prueba puntuable consistió en la gestión inteligente de intersecciones de carretera, de manera que cada vehículo debía transitar por una intersección de forma totalmente autónoma, respetando las prioridades de paso del resto de vehículos y manteniendo una distancia de seguridad con respecto a los mismos. El ganador absoluto fue la Universidad de Halmstad (Suecia).

Este concurso ha resultado un éxito y contribuye a sentar las bases para el desarrollo comercial de sistemas cooperativos en los vehículos autónomos del futuro.