Artículos publicados en febrero 2020

Dos estudiantes de la UAH entre las diez mejores notas provisionales del FIR 2020

Dos estudiantes de la UAH entre las diez mejores notas provisionales del FIR 2020

Ángela Hoyo Muñoz y Elena Herranz Bayo, dos estudiantes de la Facultad de Farmacia de la UAH, han logrado situarse entre las diez mejores calificaciones del FIR 2020, según la relación provisional de los resultados de las pruebas selectivas publicada por el Ministerio de Sanidad.

Ángela Hoyo Muñoz ha conseguido la quinta mejor nota al tener 154 respuestas correctas y una puntuación de 88,97. Con un baremo de 8,70, ha obtenido una puntuación total de 98,14.

Elena Herranz Bayo ha alcanzado la décima mejor calificación con 152 respuestas correctas y una puntuación de 87,16. Con un baremo de 8,05, ha tenido una puntuación total de 95,64.

Tras la publicación de los resultados provisionales, el Ministerio de Sanidad emitirá a partir del 16 de marzo la lista definitiva, una vez superado el período de alegaciones.

El FIR es el examen oficial de Farmacéutico Interno Residente del Ministerio de Sanidad.

La Universidad de Alcalá pone, de nuevo, rumbo a Egipto

La Universidad de Alcalá pone, de nuevo, rumbo a Egipto

El equipo de ‘The Middle Kingdom Theban Project’ viajará de nuevo a Luxor en unas semanas para continuar sus investigaciones en la necrópolis de Deir el-Bahari. Para contribuir a su financiación, han lanzado una campaña de micromecenazgo, con el objetivo de recaudar 18.000 euros.

La expedición arqueológica de la Universidad de Alcalá (UAH) vuelve a Egipto para seguir descubriendo los secretos que encierran las tumbas de la necrópolis de Deir el-Bahari, en la antigua Tebas, actual ciudad de Luxor. En los meses de marzo y abril de 2020, con una duración de seis semanas, se desarrollará la quinta campaña de ‘The Middle Kingdom Theban Project’.

El equipo estará conformado por un grupo multidisciplinar de 40 especialistas en egiptología, arqueología e historia, además de contar con arquitectos, médicos forenses, especialistas en 3D, geólogos, papirólogos, restauradores, etc., a los que se unen un centenar de 100 trabajadores locales. Todos ellos, trabajarán en la excavación, estudio, restauración y documentación de tumbas de dicha necrópolis, correspondientes al llamado Reino Medio, iniciado hacia el año 2000 a.C. y que dio lugar a la etapa clásica y dorada de la cultura faraónica.

Una campaña arqueológica de esta envergadura requiere planificación, recursos humanos y materiales, como instrumental técnico y tecnología avanzada, lo que supone un gran esfuerzo, especialmente económico. Por ello, para contribuir a su financiación, el grupo de trabajo ha lanzado, a través de la plataforma Kickstarter, una campaña de micromecenazgo, a nivel nacional, con la que, durante 30 días, esperan recaudar 18.000 euros.

La idea es poder desarrollar esta nueva expedición en las mejores condiciones e incorporar nuevos hallazgos a los ya conseguidos en ediciones anteriores, con el objetivo de entender mejor el Reino Medio, un período marcado por las transformaciones, innovaciones y reconfiguración del estado egipcio.

Todos los avances de esta nueva campaña podrán ser seguidos en la nueva web del proyecto, totalmente renovada y llena de información, noticias y material para todos aquellos interesados en conocer mejor su trabajo y todo lo relacionado con el Reino Medio.

‘The Middle Kingdom Theban Project’

El proyecto constituye una iniciativa científica donde arqueología, exploración y aventura se combinan para ampliar el conocimiento sobre la época dorada de crecimiento cultural, intelectual y social, el llamado Reino Medio, el periodo de mayor impacto en la historia del Egipto faraónico.

Esta expedición arqueológica supone una plataforma desde la que desarrollar estos estudios, documentar los hallazgos y difundir los descubrimientos mediante publicaciones científicas y de divulgación.

En los cuatro años de trabajo en la necrópolis tebana, el equipo de la Universidad de Alcalá ha llevado a cabo una intensa labor de excavación y documentación de los patios de acceso a las tumbas de altos cargos del Reino Medio. Los complejos de estos grandes nobles constituyen monumentos de gran tamaño, construidos en las colinas y con patios de gran amplitud.

Uno de los hallazgos más significativos hasta ahora se produjo en abril de 2017, cuando uno de los arqueólogos descubrió un pozo poco profundo pero que conducía a una cámara muy particular: el depósito de momificación del visir Ipi. Este descubrimiento de la cámara reveló que los egipcios habían preparado un pequeño almacén donde guardar todo el material y utensilios usados en la momificación de este gran noble, un material demasiado impuro para quedar depositado en el interior de la tumba. En este depósito pudimos encontrar uno de los conjuntos más antiguos conocidos para embalsamar a un difunto en época faraónica: jarras, vendas de lino, paja y trapos, sudarios, telas, bolsas de sales para la desecación del cadáver y hasta lo que ha sido identificado como el corazón momificado del propio visir.

Cómo colaborar con ‘The Middle Kingdom Theban Project’Cómo colaborar con ‘The Middle Kingdom Theban Project’

El Máster Universitario de Hidrología de la UAH recibe a dos becadas de estudios STEM de la Fundación Carolina

El Máster Universitario de Hidrología de la UAH recibe a dos becadas de estudios STEM de la Fundación Carolina

La calidad y el prestigio del Máster Universitario en Hidrología y Gestión de Recursos Hídricos de la UAH, en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos, han hecho posible que este año reciba a dos adjudicatarias de las becas de la Fundación Carolina.

Es la primera vez que la Fundación Carolina presenta estas becas en su modalidad STEM, dirigidas a mujeres específicamente en los campos de las ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas, enmarcada dentro de la Agencia 2030. Con ellas, esta institución, junto a su patrocinadora, la Fundación Repsol, contribuye a la consecución no solo de los objetivos relacionados con la gestión del agua y seguridad alimentaria, sino también el de la reducción de las brecha de género.

El máster nació dentro de un grupo de investigación heterogéneo compuesto por químicos, biólogos, geólogos, ingenieros de caminos, industriales, agrónomos y economistas, entre otros, y ya va por su 14º promoción. En estos momentos se encuentra ya asentado y disfruta de renombre internacional en el mercado latinoamericano, según nos explica Alberto del Villar, su director. En el momento de su lanzamiento en 2006, constataron que el mercado al que se dirige en Europa ya era muy maduro, al contrario que en Latinoamérica, donde las necesidades profesionales y de formación en esta materia eran notables. El profesor del Villar señala que este máster no encuentra parangón allí como título de posgrado con las distintas materias que abarca. De hecho, en el curso actual el 70% de los alumnos son internacionales y entre ellos abundan los latinoamericanos. Constituyen un alumnado heterogéneo de muy distintas procedencias como la biología, la física o las ingenierías.
Se imparte una formación transversal en la que tienen cabida los aspectos tecnológicos y científicos, pero también de gestión y planificación, profundizando bastante en cada uno de ellos y proporcionando todo un abanico de conocimientos multidisciplinares. El máster tiene buenas perspectivas de colocación en empresas, ya que los titulados pueden dirigir o gestionar plantas de depuración, desalinización, empresas de suministro y tratamiento de aguas o, si lo prefieren, acceder al doctorado.
Su éxito ha hecho que a la modalidad presencial (de la que se ofertan 35 plazas por curso académico) se sumara la modalidad semipresencial, pensada especialmente para los alumnos latinoamericanos, cuya fase presencial se cursa este año en Santiago de Chile.

Dina, Alberto y Mª Fernanda

Un indicador de la calidad y el destacado bagaje del máster es el hecho de que la Fundación Carolina haya confiado en él para ofrecer dos plazas que este año ocupan las colombianas Dina Vanesa Gómez y Mª Fernanda Gallego. Dina es ingeniera civil, con máster en ingeniería ambiental, y ha trabajado como docente universitario en un grado de ingeniería oceanográfica. Para ella, este máster era todo un ‘referente’ y desea poder aplicar los conocimientos que está adquiriendo a la zona donde ha trabajado en Colombia. Desde su perspectiva, le brinda una oportunidad de hacer su propia contribución a la zona, que es un poco marginal y tiene necesidades de agua potable. Se siente una privilegiada por participar en él y quiere transmitir su conocimiento por medio de la docencia en aquellas regiones que más lo necesitan.
Por su parte, Mª Fernanda es ingeniera agropecuaria por la Universidad de Antioquía, y está especialmente interesada en irrigación, una base para asegurar la alimentación de la población. Lamenta que Colombia sea un país privilegiado por sus aguas, pero que éstas estén ‘mal gestionadas, por medio de procesos ineficientes’. Al ver las becas, eligió como primera opción este máster por ‘su trayectoria y su programa tan completo’, y también espera poder aportar su granito de arena al aprovechamiento del agua en su país como recurso vital y fundamental para garantizar la seguridad alimentaria.
Para el curso 2020-2021 la Fundación Carolina ha decidido incrementar el número de becas para el máster hasta un total de cuatro, debido a la aceptación y buena valoración que tiene este posgrado.